Lo que de Baymax le faltó a Callaghan. Sobre Big Hero 6

Lo que de Baymax le faltó a Callaghan. Sobre Big Hero 6

Con Baymax, Disney logró crear un personaje enternecedor, auténtico, con un merecido pin en el tablero de personajes inolvidables. Basado en un cómic de Marvel, Big Hero 6 tuvo una enorme influencia de John Lasseter -8 años después de que Disney comprara Pixar- para volver a poner a los personajes de Disney a la altura de Wall-e o Carl Fredricksen, el viejito de Up.

Es difícil no sentir empatía por el robot blanco y suave como una nube dispuesto a todo por curar y hacer sentir feliz a quien requiera de sus cuidados. Sin embargo, a pesar de que Big Hero 6 deja la sensación de un filme muy bien logrado en muchos aspectos, en algunos otros su desarrollo de guión es menos afortunado. Existen elementos que desconciertan porque se plantean en un inicio interesantes y prometedores, y luego evolucionan de manera contradictoria y confusa. Quizás el ejemplo más claro de está contradicción se encuentre en el personaje del profesor Callaghan.

 

 

Cuando el científico geek respetado se convierte en malvado.

Al inicio Callaghan se muestra en la película como un hombre brillante y sencillo que ha dedicado su vida a la investigación y a inspirar a sus estudiantes. Es el investigador que impulsa a Tadashi a crear a Baymax en base a la perseverancia para convertirlo en un producto que genera riqueza social. Y lo hace desde lo lúdico, en un universo tan Disney como Phineas y Ferb, otra constelación de makers dispuestos a cambiar el mundo cada día. Es la persona que motiva a Hiro a ser altruista con su conocimiento y no venderlo al mejor postor. ¿En qué momento se convierte en un villano oscuro y cruel dispuesto a querer acabar incluso con sus propios alumnos? Que su hija haya desaparecido en un experimento y sienta deseos de venganza contra Alistair -el empresario tecnológico responsable del accidente- no alcanza a justificar ese giro radical e intempestivo del personaje.

No es que en las películas para niños la figura del profesor sea intocable. Es una cuestion de coherencia interna con las premisas de la película. Al presentar el personaje al inicio, ¿se quería hablar de un ambiente académico en el que todos trabajan como pares, en el que grandes científicos investigan hombro a hombro con sus alumnos, y donde prima el deseo de experimentar, hacer parte de un gran equipo y construir objetos fascinantes? ¿O se quería mostrar como a veces personas que parecen tener buenas intenciones en el fondo lo que quieren es lograr sus planes ocultos, y están dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias por conseguirlo? Queda la sensación de que ese discurso de dedicar el talento y el trabajo a la construcción colectiva de conocimiento en lugar de venderlo al mercado -representado de manera explícita por el mismo profesor Callaghan-, no era más que una estrategia turbia e hipócrita para apoderarse de él sin dar nada a cambio.

Al final, la transformación se entiende como un deseo de los guionistas por dar un giro completamente sorpresivo a la historia, pero era una estrategia que podría haberse resuelto de muchas maneras, sin desvirtuar los primeros planteamientos de la película, por lo demás fascinantes e inspiradores. El mismo Chris Williams lo expresó en su entrevista Greek´s Guide to the Galaxy para la revista Wired. “Una de las cosas más satisfactorias es cuando escucho a la gente decir que vieron el film con sus hijos. Y sus hijos estuvieron excitados y fueron inspirados, y le dijeron a sus padres que ellos querían ir a la universidad y hacer esas cosas tan divertidas e inteligentes que hacen allí. Si podemos contribuir a eso, esto es genial.” No cabe duda. La película inspira a niños y adolescentes a estudiar en la universidad y cambiar el mundo desde el diseño y la ingeniería. Lo que no termina de encajar, es la intención de mostrar a un personaje que aparece como el mayor motivador a que Hiro aproveche todo su talento, lo invita a ingresar a la facultad, a hacer parte de su equipo de trabajo y a construir grandes inventos para la humanidad, y solo unos minutos después, quema el salón de exposiciones con todos los proyectos dentro en él, le roba su trabajo, y luego lo utiliza para matar gente. Y no solo eso, muere su hermano por intentar salvar al “buen” profesor, en un incendio que el mismo profesor provocó para robar su experimento.

De nuevo, no es un asunto de moral, es un asunto de coherencia. Sabemos que no tiene sentido dar interpretaciones muy racionales a los personajes y a las situaciones, si es que de eso van, de que puedan pasar las cosas que en nuestro mundo real no pasan. Pero si esto podría argumentarse de muchas películas de super héroes, en el caso de Big Hero 6, no. Es evidente el gran trabajo de construcción interna de personajes que tuvo, su referencia constante a la vida cotidiana y la manifestación en sus personajes de emociones y comportamientos muy humanos. Casi todo está justificado, con detalles, en el mundo interno de los personajes y en el entorno que los rodea, aun de los personajes más secundarios: basta mirar al oficial al que acude Hiro. Es el estereotipo del trabajador sin motivaciones, ahogado por el tedio, que pasa sus horas esperando novedades y jugando solitario. Está rodeado de los típicos objetos de oficina: una tabla de planilla -con su respectivo bolígrafo-, un calendario, una cartelera, una pantalla, cinta pegante, una taza de café, fotos de familia, etc. Es un personaje completamente creíble, que causa simpatía porque en el fondo sabemos haber visto uno así. En los personajes principales, este trabajo de construcción es aun más evidente: desde la tía Cass hasta la perla del filme, el adorable Baymax.

 
Super Hero 6 - 2
 

A diferencia de Callaghan, Baymax no cambia su personalidad repentinamente ignorando todo lo que hasta ese momento había sido. Todo lo contrario: sus decisiones tienen presente el objetivo para el cual fue construido. Su tarea de cuidar y curar a la gente solo sufre alteraciones por la adición de software nuevo. Baymax pasa de ser un robot enfermero lento, delicado y meticuloso, a ser un super héroe rápido, fuerte y ágil, porque Hiro ha creado las condiciones tecnológicas para ello.

Aún así, y a pesar de su adaptación basada en la nueva información de su procesador, Baymax no deja de ser coherente con la información que Tadashi inserta en su tarjeta original al momento de crearlo, y solo deja de comportarse de acuerdo a ella cuando ha sido extraída. Además de su trabajo de creación física impecable, su desarrollo en la historia -desde las alusiones al tiempo en el que Tadashi hacía ensayos para darle vida hasta el momento en el que salva a Hiro y a la hija del profesor Callaghan-, es completamente coherente y verosímil.

Los demás personajes no se quedan atrás: el equipo, formado por estudiantes brillantes y preparados, lucha con poderes que sin saberlo venían creando desde tiempo atrás. Todos construyen una personalidad de super héroes consecuente con su personalidad en la vida real. Aprenden a adaptar a su cuerpo sus propios experimentos, y son torpes en un comienzo intentando ser los super héroes que nunca habían sido.

Los cambios de Hiro, por su parte, son completamente coherentes: pasa de dedicar su tiempo a peleas de robots a prepararse para ingresar a la universidad, porque los diseños tecnológicos que ve en la universidad le parecen mucho más sorprendentes que los usados en las competencias de lucha. Pasa de estar decidido a ingresar a la universidad a no querer saber nada de ella, porque en su esfuerzo por ingresar muere su hermano, lo que le genera una depresión profunda. Pasa de la depresión absoluta al deseo de descubrir verdades y luchar, porque con un golpe en su pie activa a Baymax sin pensarlo, y éste volverá su misión curarlo, creando situaciones que mejoran su estado anímico, entre ellas, recuperar sus microbots. Pasa de querer descubrir por su propia cuenta qué pasó con sus microbots, a formar un gran equipo de súper héroes, porque Baymax llama a sus amigos como una cura a su depresión. En el momento en el que son atacados y logran salir del peligro, para Hiro es claro que necesitan algo más que sus manos y sus pies para enfrentar el diabólico ladrón de su proyecto y asesino de su hermano. Son todos puntos de giro hilados de manera coherente que dejan ver el verdadero carácter de los personajes en situaciones escritas con habilidad e ingenio.

Por ello no deja de sorprender el trabajo de construcción de un personaje como Callaghan. Develar la personalidad de un profesor cuyo carácter interno es en realidad egoísta, destructor y vengativo, completamente alejado de la imagen que suele tener un profesor universitario de las características de Callaghan, podría haber sido interesante.

 

 

Al final se eligió la vía de poner el villano súper malvado que no debe faltar en cualquier película de super héroes, en el cuerpo de un personaje que resultara completamente inesperado, sin realizar un verdadero esfuerzo por justificar este giro, salvo por la alusión a la muerte de su hija, con la que parecen resolver una situación que es poco creible hasta el último minuto del personaje: lo único que deseaba Callaghan en su vida, era ver de nuevo a su hija desaparecida. Las probabilidades eran casi nulas, por lo que solo le quedaba un sentimiento de venganza con el que externalizaba toda la rabia que sentía. Cuando Hiro recupera a su hija, no hay en él el menor gesto de emoción, de sorpresa, de alegría o de agradecimiento. Podrían darse muchas explicaciones, pero lo cierto es que es una situación que no termina de convencer.

Nos quedamos así, con la primera versión del profesor Callaghan, la del personaje cercano con su universo geek, que promueve el espíritu innovador y creativo de producción propio de San Fransokyo; el coordinador de un grupo de trabajo que percibe la tecnología con la misma pasión con la que se percibe en la suma de Silicon Valley + Tokio, y a la que los creadores deciden rendir a su manera un gran homenaje. El profesor con el que sin duda Hiro habría revolucionado el mundo de los microbots.

 

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

sixteen + twelve =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Nei casi di sovradosaggio bisogna consultare un Nei casi di sovradosaggio bisogna consultare un buy original Australian cialis Cialis Tadalafil kopen Buy cheap Generic Viagra Online in South Africa viagra