Fútbol para PhDs. 6 ideas para diseñar un aula-campo de juego

Fútbol para PhDs. 6 ideas para diseñar un aula-campo de juego

Entre una agenda cargada de acciones con Outliers School, uno de los proyectos frustrados de 2015 fue la producción de un novedoso libro en la zona híbrida entre la educación y el fútbol profesional con mi colega rosarino Matías Manna. Ambos nos dedicamos a la comunicación y a la educación. Y ambos amamos el fútbol. Yo solamente como fan, él como profesional, hoy trabajando con el equipo de entrenadores de la Selección Chilena de Fútbol. El proyecto incluso ya tenía un título provisional: “Fútbol para PhDs. Lecciones desde la ciencia al campo de juego.” El proyecto ha quedado trunco por el momento y consideré ahora la posibilidad de publicar estos dos artículos, bocetos del proyecto original, que ojalá podamos realizar en algún momento cuando nuestras agendas estén más liberadas y mejor sincronizadas.

A ambos nos fascinaba la idea de conectar nuestras lecturas y textos sobre educación al mundo del fútbol. Por ejemplo, analizar la diferencia entre el entrenador-profesor o el entrenador-hincha, o cómo comunicar mejor en el vestuario y ante los medios. Entonces aproveché para revisitar sus bellos textos de El Paradigma Guardiola (2012). En el prólogo del libro, el cineasta David Trueba decía: “En un deporte donde la dictadura del resultado convierte a casi todos en oportunistas, traidores, incoherentes, populistas… ese Barcelona se alzaba como un monumento romántico, donde la declaración sentimental que precede al asalto se preserva en todo lance, por adverso que sea. (…) los ojos legañosos de tanto negocio facilón, popular pero barato, donde al balón se le trataba de cualquier manera, porque lo que importaba era ganar, sin el cómo ni el porqué. Y el paradigma —al que mucho más humildemente llamaremos esfuerzo y horas de estudio, análisis del rival y gestión del talento humano.”

Sin dudas, el entrenamiento en el fútbol profesional también es un aula. La relación entre entrenador y jugador es la relación entre un docente y un alumno. Entonces, conectemos seis ideas que ya son habituales en el escenario de entrenamiento profesional, pero que aún están ausentes de la universidad.

 

 

1. Codiseñar un entorno sistémico de laboratorio. Suprimir las asignaturas inconexas! En mi investigación para los bocetos del libro, quedé fascinado con el documental francés de Jean-Christophe Ribot Fútbol. Inteligencia colectiva (2011). En este trabajo se analiza el juego desde una lógica que no me era reconocible en mi experiencia como hincha y menos como miembro de la comunidad universitaria. Como un entorno sistémico, el campo de juego es un espacio de aprendizaje colectivo que debe iterar constantemente y adaptarse en función de las interacciones por acción de juego. Los grupos deben estar más y mejor socializados cuando se debe atacar un desafío complejo. En un entorno grupal más favorable, el individuo puede trabajar mejor. El documental analiza la metáfora del cardumen de peces y la inteligencia corporal motora: moverse a una velocidad parecida al resto de los peces, como en una danza grupal. Esto obliga al entrenador a comprender la complejidad para adoptar soluciones nuevas a los problemas nuevos que surgen en el juego. Y sobre todo comprender la emergencia, esto es según Steven Johnson (2001) “el movimiento desde reglas de bajo nivel hacia niveles de gran sofisticación.” Para Johnson, “Algo no se puede considerar emergente hasta que las interacciones locales no resulten en algún tipo de macrocomportamiento discernible.

2. Crear una universidad campo de juego. En la universidad se enseña en el presente para actuar en el futuro y eso provoca la obsolescencia del conocimiento y -lo que es peor- la falta de motivación intrínseca por la carencia de aplicaciones inmediatas al nuevo conocimiento. En cambio, en el fútbol se enseña en la semana para llevarlo a la práctica el domingo, y la capacidad de iteración, aprendizaje e innovación en tiempo real es mucho mayor. El aula campo de juego es un mejor espacio de ejecución de aprendizajes de la que el aula universidad debería tomar nota. Soy partidario de pensar las aulas como campos de juegos -incluso competitivos-, con metas de corto alcance, objetivos semanales y varias ligas por jugar en un año lectivo, donde los roles de los jugadores de equipo son rotativos. Imagino al profesor como un entrenador mentor que selecciona los titulares y suplentes para enfrentar cada juego y en la semana desarrolla un intensivo entrenamiento. Puedes seguir imaginando otras similitudes del entrenamiento deportivo profesional. Casi todas serían válidas para una universidad campo de juego.

3. Entrenadores que codiseñan grupos capaces de autoroganizarse mejor que entrenadores que enseñan contenidos -como lanzar tiros libres- y “saben llevar al grupo a una buena convivencia”. Siempre me pregunté porque la mayoría de ex-entrenadores -cuando analizan los partidos en una transmisión radial o televisiva- no explican pedagógica y técnicamente con sabiduría a las audiencias el juego táctico y la evolución del mismo durante los 90 minutos. Pienso que no lo hacen porque no lo saben hacer correctamente y que su estilo de conducción carecía de esa competencia técnica y se fortalecía más en “saber llevar al grupo”. Pero no me imagino al “paradigma Pep Guardiola” en esa actitud.

4. Salir jugando siempre en equipo y finalizar las jugadas (prototipar, pasar de lo abstracto a lo concreto). En ”Inverting the pyramid. The history of soccer tactics” (2013), Jonathan Wilson nos invita a revisar el principio de superposición en matemáticas aplicado a la táctica deportiva +, en definitiva a la educación. Dicho principio propone descomponer un problema lineal en dos o más subproblemas de mayor sencillez. El simple comportamiento de los actores individuales no permite deducir el comportamiento del conjunto. La táctica en el fútbol tiene básicamente dos propósitos: 1) combinar el balón entre los jugadores para marcar goles; 2) combinar el movimiento de los jugadores para defender la posición y el campo para que el otro equipo no marque. El momento de transición entre los dos propósitos es cuando se retrocede por la pérdida del balón. Ese es el momento más frágil para el equipo que pierde el balón. La recuperación de la pelota es el tipping point donde diseñar una nueva estrategia. Por esto el Paradigma Guardiola recomienda siempre finalizar la jugada, aunque no sea en gol, dado que así no existe posibilidad de sorpresa del rival. Por esto el valor de un rápido contraataque y de una presión cerrada. La presión te obliga a pensar con menor rigor y dudar a la hora de tomar decisiones. En el documental francés, el entrenador Christian Gourcuff recomienda ser cerrado cuando se defiende (ocupar menos espacio en el campo), pero ser abierto cuando se ataca (ocupar más espacio en el campo).

5. La importancia de saber iterar en tiempo real. Codiseña y modifica con los estudiantes los programas y los tipos de evaluación todo lo que sea necesario. Algo que es una virtud en el deporte profesional pero un incomprensible defecto en la educación formal. Cuando era profesor universitario a tiempo completo, una vez tuve una fuerte discusión con un jefe de Departamento de la Universidad de Barcelona porque él consideraba que mis cambios de agenda durante el curso eran nocivos para el grupo. Incluso algunos alumnos se habían quejado de dichos cambios. Ya dije alguna vez que muchas veces el más conservador del aula es paradójicamente el alumno. Lo más problemático era que el jefe de departamento era del área de Educación, o sea el Departamento responsable de formar a los futuros profesores de la educación básica.

6. Big Data e infovisualización del juego. La microeconomía del aula. Darle sentido a toda la información que fluye en un aula/juego y tomar nuevas decisiones contextuales y únicas para cada jugador, en vez de ver a todos los jugadores/estudiantes como si fueran iguales. El fútbol es un flujo. Las fortalezas y debilidades dependen de mi situación física y contextual en el juego. Un buen sistema de mapeado de la interacción -dónde dispara al arco el rival o dónde da mejores pases de gol, cómo se mueve el equipo rival de ataque hasta tirar al arco, desde dónde un goleador es bueno y peligroso y desde dónde no-, y la eficiencia de esa acción.  

Creo que unas de las hibridaciones que cambiarán la educación superior en el siglo XXI serán los grandes volúmenes de datos y la infovisualización. Ambas ayudarán a comprender en tiempo real el perfil de los estudiantes y profesores, la interacción en el aula y permitir a los docentes mentores a tomar decisiones iterativas más inteligentes para un mejor funcionamiento de equipo. En el excelente artículo de Wired This Guy’s Quest to Track Every Shot in the NBA Changed Basketball Forever se explica como la infovisualización de datos modifica las decisiones tácticas en el básquet de la NBA. Empresas de analítica de datos como Courtvision o Stats trabajan en la cuantificación de estadísticas de juego en el básquet y el béisbol de las grandes ligas americanas. SportVU lo hace en el fútbol. La UEFA adquiere sus servicios para la Champions League. También existen potentes CMs para reunir toda la data que se genera en el juego, como “GoalRef” y “Hawk-Eye” para implantar un chip dentro de los balones y aplicar el sistema del ojo de halcón, respectivamente, para los balones. Squawka o FourFourTwo son herramientas multiplataforma que sirven como segunda pantalla de datos técnicos y estadísticas en tiempo real para los espectadores de fútbol.

Para finalizar, en Paradigma Guardiola, Matias Manna sugiere crear una oficina sistémica al servicio de los entrenadores principales, para que estos puedan tomar mejores decisiones en el campo de juego. Yo me imagino la misma oficina en las universidades. A pesar de sus grandes excepciones, el fútbol profesional está atrasado y sigue dirigido por la vieja escuela. Pero la educación aún más atrasada y más dirigida por la viaje escuela. Me imagino llevando estas ideas a la educación y me emociono. Algo de todo esto hacemos desde nuestra Outliers School, pero sabe a muy poco pensando en el Paradigma Guardiola.

 

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

seven + eleven =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Nei casi di sovradosaggio bisogna consultare un Nei casi di sovradosaggio bisogna consultare un buy original Australian cialis Cialis Tadalafil kopen Buy cheap Generic Viagra Online in South Africa viagra